+34 955 25 27 13 info@bobeton.es

      Recuperación de suelos de hormigón mediante pulido en seco

      Bobeton presenta el sistema de pulido y abrillantado de hormigones fratasados mecánicamente. Este sistema permite la recuperación de hormigones industriales en mal en estado o la reconversión del mismo en usos decorativos o polivalentes.

      El sistema Metamorphosis se hace con máquinas orbitales o satélites, a las que se incorporan herramientas diamantadas que permite, según la dureza del soporte y su estado, alcanzar diferentes tipos de terminación.

      Pulido de Hormigones Metamorphosis en Bobeton

      Garantizamos nuestros trabajos

      relación calidad / precio sin competencia

      El hormigón pulido es un material ampliamente utilizado en la actualidad para pavimentar grandes espacios de usos muy diversos, tanto industriales como comerciales, incluso residenciales.

      Las razones principales de su gran aceptación son, entre otras, su elevada resistencia, el alto grado de rendimiento y prestaciones que proporciona, unidos a una óptima competitividad en cuanto a costes.

      No obstante, la consecución de todas estas cualidades, así como su durabilidad, van a depender mucho de la calidad de los materiales empleados en su fabricación y de que en su instalación hayan sido aplicados los procedimientos técnicos apropiados.

      Por otra parte, aún en el mejor de los casos, siempre llegará un momento en la vida de todo pavimento de hormigón en el que va a necesitar que le sean aplicados unos programas de cuidado y mantenimiento adecuados.

      La frecuencia e intensidad de estos dependerá del uso al que se vea sometido.

      Metamorphosis
      Metamorphosis es la fusión de la tecnología de nano-densificadores y el diamante. Contacte con nuestros ingenieros para que elaboren el estudio de su pavimento.

      Recuperación de casos difíciles

      Hay ocasiones en las que nos podemos encontrar ante una solera de hormigón seriamente dañada, con un nivel de desgaste realmente importante.

      En algunos casos puede ser debido a una falta de mantenimiento, en otros al hecho de haber soportado una actividad muy intensa prolongada a lo largo de mucho tiempo. Si este deterioro llegase a ser muy severo será necesario, antes de la fase de pulido, la aplicación de una nueva capa de rodadura.

      Pero si el problema tiene su origen directamente en la mala calidad de los materiales y procedimientos empleados en su construcción, no será posible realizar trabajos de recuperación sólo mediante el pulido en seco.

      Cuando esto ocurre, no queda más remedio que realizar un proceso de reconstrucción completo, partiendo de cero hasta la fase de fratasado mecánico previa al proceso de pulido.

      Mucho más que recuperar

      Los procesos de recuperación de suelo de hormigón mediante el pulido en seco que ofrece Bobeton, pueden tener como finalidad no sólo restaurar daños en su superficie.

      También serán necesarios en aquellos casos en los que se quiera reorientar la actividad que se vaya a desarrollar en una superficie determinada. De esta manera, será posible aumentar la resistencia de su pavimento y mejorar su comportamiento frente a diferentes agresiones químicas.

      En efecto, la amplia variedad de sectores industriales y comerciales existentes requieren para su desarrollo un tipo de pavimento específico que reúna las condiciones óptimas para el desempeño de cada actividad.

      Antes de empezar, analizar

      Lo primero que debemos hacer para recuperar con eficacia un suelo de hormigón en mal estado es realizar un estudio exhaustivo de su nivel de conservación, en toda su extensión.

      Una vez finalizado este análisis, estableceremos el programa de intervenciones adecuadas en función del diagnóstico obtenido.

      Es importante resaltar en este punto que el protocolo de actuaciones será diferente para cada caso y dependerá, en primer lugar, de las condiciones en las que se encuentre el propio suelo.

      En segundo lugar, será determinante el acabado y prestaciones que se deseen conseguir, que a su vez estará estrechamente relacionado con la actividad que se tenga proyectada desarrollar sobre él.

      La importancia de la preparación

      En todos los casos, la secuencia de trabajos comenzará con la preparación y acondicionamiento previo de la superficie para recibir en las mejores condiciones los posteriores tratamientos.

      En esta fase se procede también al sellado de grietas y la reparación de otros daños localizados.

      Si fuese necesario corregir desniveles existentes, o acondicionar zócalos y rodapiés, este es también el momento oportuno.

      Pulidos progresivos

      Las siguientes fases van a consistir en el pulido progresivo de la superficie. Comenzaremos con una abrasión mecánica intensiva que eliminará las irregularidades más pronunciadas, igualando la superficie.

      Este proceso de desbastado va a eliminar también todo resto de recubrimientos anteriores, ya sean pinturas, ceras, barnices, etc. El suelo queda entonces en las condiciones ideales para pasar a la fase de pulido. A partir de este punto, disponemos de hasta ocho niveles de pulido, desde los más intensos hasta los más finos de las fases finales.

      Estos últimos serán los que vayan a proporcionar el nivel de sellado y brillo deseados. Estos distintos niveles de pulido se aplican con la maquinaria más avanzada, especialmente diseñada para esta función.

      Disponen de un robusto mecanismo de rotación con discos diamantados intercambiables en función del grado de abrasión requerido en cada fase. De igual manera, el potente sistema de aspiración con el que cuentan irá absorbiendo todo el polvo y las partículas que se desprenden en los procesos de abrasión y pulimentación.

      Gracias a ello, el pulido en seco resulta más eficiente y limpio que los tratamientos húmedos y por lo tanto, puede realizarse en menor tiempo.

      Tratamientos mineralizadores

      Entre cada uno de los diferentes niveles de pulimento irán aplicándose los productos y materiales oportunos, escogidos en función del nivel de regeneración necesario y del uso final al que se vaya a destinar el pavimento.

      La gama de tratamientos es amplísima, dependerá de los requerimientos técnicos que se precisen en cada proyecto la recomendación de emplear uno u otro.

      Así como, en muchos casos, lo adecuado puede ser aplicar una combinación específica de varios de ellos.

      Estos tratamientos pueden consistir desde la aplicación de componentes para activar el curado del material, como otros para potenciar su endurecimiento y resistencia.

      Los hay que aumentan los niveles de densificación del hormigón, y también aquellos que confieren mayor protección ante determinados agentes químicos, etc.

      Para las fases finales, disponemos de diversos productos de acabado para proporcionar a la superficie distintos niveles de brillo y las cualidades de sellado e impermeabilidad que se precisen.

      Tratamientos específicos

      Como ya comentamos con anterioridad, cada sector industrial va a demandar un pavimento que tenga en cuenta los requerimientos técnicos específicos para el desarrollo de su actividad.

      Por ejemplo, en las industrias que precisan o generan entornos húmedos es imprescindible aplicar tratamientos que controlen la alcalinidad de la superficie, evitando así que se inicie un proceso de carbonatación del hormigón que acabaría con su integridad.

      Así mismo, en aquellas instalaciones destinadas a albergar productos y actividades que requieran refrigeración a bajas temperaturas es necesario que la solera cuente con el tratamiento adecuado que lo proteja de la congelación y descongelación.

      Por otra parte, muchas actividades van a requerir que el pavimento sobre el que se vayan a desarrollar esté convenientemente protegido frente a la acción de una amplia gama agentes químicos.

      En otros casos será necesario reforzar especialmente su resistencia debido a que va estar destinado a soportar un elevado nivel de tránsito de diferentes clases de vehículos y rodaduras.

      A los pavimentos situados en exteriores será adecuado aplicarles, solo por este motivo, una serie de tratamientos que tengan en cuenta las condiciones meteorológicas medias habituales de la zona.

      Así es, la incidencia del número de horas de sol recibidas y la intensidad de las mismas, la variación térmica soportada, el grado de humedad y el régimen de precipitaciones al que esté expuesto, son factores determinantes para establecer el correcto nivel de protección.

      Todos estos productos pueden clasificarse en diversos grupos, dependiendo de su acción. Así pues, podemos agruparlos en tratamientos mineralizadores, densificadores, selladores, curadores, protectores y endurecedores, entre otros.

      El hormigón pulido, tendencia en interiorismo

      A finales de la década de los años 90 del siglo XX comenzó a desarrollarse la técnica del hormigón pulido, pensado y desarrollado inicialmente para entornos industriales y comerciales.

      En la actualidad, debido principalmente a las tendencias en decoración e interiorismo que apuestan por llevar la estética industrial a otros ambientes, vemos como el hormigón pulido es empleado con gran acierto estético en multitud de espacios diversos.

      Entre ellos, podemos destacar toda clase de locales de ocio y restauración, edificios corporativos y centros de oficinas, pabellones expositivos y deportivos, así como espacios públicos y un largo etcétera.

      Incluso proyectos residenciales que apuestan por un diseño original y exclusivo.

      Prolongue la vida de su suelo de hormigón pulido

      Ya se trate de un pavimento destinado a un uso industrial intensivo, como si es dedicado a actividades más ligeras, siempre será necesario aplicar un mantenimiento periódico adecuado.

      De esta manera, será posible mantener en las mejores condiciones tanto funcionales como estéticas el suelo de hormigón pulido, por muchos años.

      Para una recuperación eficaz, exija profesionalidad

      En Bobeton somos especialistas en recuperar mediante el pulido en seco y tratamientos de mineralización específicos todo tipo de pavimentos de hormigón en cualquier grado de deterioro.

      Nos avalan nuestra amplia experiencia en el sector, el constante compromiso con la investigación en nuevas técnicas y materiales, la continua inversión en la maquinaria y tecnologías más avanzadas, así como en la alta capacitación y profesionalidad de nuestro equipo humano.

      Resolvemos las patologías de su pavimento

      Nuestro Departamento de Ingeniería estudiará su caso proponiéndole la solución idónea a sus necesidades
      El hormigón pulido es un material ampliamente utilizado en la actualidad para pavimentar grandes espacios de usos muy diversos, tanto industriales como comerciales, incluso residenciales.

      Las razones principales de su gran aceptación son, entre otras, su elevada resistencia, el alto grado de rendimiento y prestaciones que proporciona, unidos a una óptima competitividad en cuanto a costes.

      No obstante, la consecución de todas estas cualidades, así como su durabilidad, van a depender mucho de la calidad de los materiales empleados en su fabricación y de que en su instalación hayan sido aplicados los procedimientos técnicos apropiados.

      Por otra parte, aún en el mejor de los casos, siempre llegará un momento en la vida de todo pavimento de hormigón en el que va a necesitar que le sean aplicados unos programas de cuidado y mantenimiento adecuados.

      La frecuencia e intensidad de estos dependerá del uso al que se vea sometido.

      Metamorphosis
      Metamorphosis es la fusión de la tecnología de nano-densificadores y el diamante. Contacte con nuestros ingenieros para que elaboren el estudio de su pavimento.

      Recuperación de casos difíciles

      Hay ocasiones en las que nos podemos encontrar ante una solera de hormigón seriamente dañada, con un nivel de desgaste realmente importante.

      En algunos casos puede ser debido a una falta de mantenimiento, en otros al hecho de haber soportado una actividad muy intensa prolongada a lo largo de mucho tiempo. Si este deterioro llegase a ser muy severo será necesario, antes de la fase de pulido, la aplicación de una nueva capa de rodadura.

      Pero si el problema tiene su origen directamente en la mala calidad de los materiales y procedimientos empleados en su construcción, no será posible realizar trabajos de recuperación sólo mediante el pulido en seco.

      Cuando esto ocurre, no queda más remedio que realizar un proceso de reconstrucción completo, partiendo de cero hasta la fase de fratasado mecánico previa al proceso de pulido.

      Mucho más que recuperar

      Los procesos de recuperación de suelo de hormigón mediante el pulido en seco que ofrece Bobeton, pueden tener como finalidad no sólo restaurar daños en su superficie.

      También serán necesarios en aquellos casos en los que se quiera reorientar la actividad que se vaya a desarrollar en una superficie determinada. De esta manera, será posible aumentar la resistencia de su pavimento y mejorar su comportamiento frente a diferentes agresiones químicas.

      En efecto, la amplia variedad de sectores industriales y comerciales existentes requieren para su desarrollo un tipo de pavimento específico que reúna las condiciones óptimas para el desempeño de cada actividad.

      Antes de empezar, analizar

      Lo primero que debemos hacer para recuperar con eficacia un suelo de hormigón en mal estado es realizar un estudio exhaustivo de su nivel de conservación, en toda su extensión.

      Una vez finalizado este análisis, estableceremos el programa de intervenciones adecuadas en función del diagnóstico obtenido.

      Es importante resaltar en este punto que el protocolo de actuaciones será diferente para cada caso y dependerá, en primer lugar, de las condiciones en las que se encuentre el propio suelo.

      En segundo lugar, será determinante el acabado y prestaciones que se deseen conseguir, que a su vez estará estrechamente relacionado con la actividad que se tenga proyectada desarrollar sobre él.

      La importancia de la preparación

      En todos los casos, la secuencia de trabajos comenzará con la preparación y acondicionamiento previo de la superficie para recibir en las mejores condiciones los posteriores tratamientos.

      En esta fase se procede también al sellado de grietas y la reparación de otros daños localizados.

      Si fuese necesario corregir desniveles existentes, o acondicionar zócalos y rodapiés, este es también el momento oportuno.

      Pulidos progresivos

      Las siguientes fases van a consistir en el pulido progresivo de la superficie. Comenzaremos con una abrasión mecánica intensiva que eliminará las irregularidades más pronunciadas, igualando la superficie.

      Este proceso de desbastado va a eliminar también todo resto de recubrimientos anteriores, ya sean pinturas, ceras, barnices, etc. El suelo queda entonces en las condiciones ideales para pasar a la fase de pulido. A partir de este punto, disponemos de hasta ocho niveles de pulido, desde los más intensos hasta los más finos de las fases finales.

      Estos últimos serán los que vayan a proporcionar el nivel de sellado y brillo deseados. Estos distintos niveles de pulido se aplican con la maquinaria más avanzada, especialmente diseñada para esta función.

      Disponen de un robusto mecanismo de rotación con discos diamantados intercambiables en función del grado de abrasión requerido en cada fase. De igual manera, el potente sistema de aspiración con el que cuentan irá absorbiendo todo el polvo y las partículas que se desprenden en los procesos de abrasión y pulimentación.

      Gracias a ello, el pulido en seco resulta más eficiente y limpio que los tratamientos húmedos y por lo tanto, puede realizarse en menor tiempo.

      Tratamientos mineralizadores

      Entre cada uno de los diferentes niveles de pulimento irán aplicándose los productos y materiales oportunos, escogidos en función del nivel de regeneración necesario y del uso final al que se vaya a destinar el pavimento.

      La gama de tratamientos es amplísima, dependerá de los requerimientos técnicos que se precisen en cada proyecto la recomendación de emplear uno u otro.

      Así como, en muchos casos, lo adecuado puede ser aplicar una combinación específica de varios de ellos.

      Estos tratamientos pueden consistir desde la aplicación de componentes para activar el curado del material, como otros para potenciar su endurecimiento y resistencia.

      Los hay que aumentan los niveles de densificación del hormigón, y también aquellos que confieren mayor protección ante determinados agentes químicos, etc.

      Para las fases finales, disponemos de diversos productos de acabado para proporcionar a la superficie distintos niveles de brillo y las cualidades de sellado e impermeabilidad que se precisen.

      Tratamientos específicos

      Como ya comentamos con anterioridad, cada sector industrial va a demandar un pavimento que tenga en cuenta los requerimientos técnicos específicos para el desarrollo de su actividad.

      Por ejemplo, en las industrias que precisan o generan entornos húmedos es imprescindible aplicar tratamientos que controlen la alcalinidad de la superficie, evitando así que se inicie un proceso de carbonatación del hormigón que acabaría con su integridad.

      Así mismo, en aquellas instalaciones destinadas a albergar productos y actividades que requieran refrigeración a bajas temperaturas es necesario que la solera cuente con el tratamiento adecuado que lo proteja de la congelación y descongelación.

      Por otra parte, muchas actividades van a requerir que el pavimento sobre el que se vayan a desarrollar esté convenientemente protegido frente a la acción de una amplia gama agentes químicos.

      En otros casos será necesario reforzar especialmente su resistencia debido a que va estar destinado a soportar un elevado nivel de tránsito de diferentes clases de vehículos y rodaduras.

      A los pavimentos situados en exteriores será adecuado aplicarles, solo por este motivo, una serie de tratamientos que tengan en cuenta las condiciones meteorológicas medias habituales de la zona.

      Así es, la incidencia del número de horas de sol recibidas y la intensidad de las mismas, la variación térmica soportada, el grado de humedad y el régimen de precipitaciones al que esté expuesto, son factores determinantes para establecer el correcto nivel de protección.

      Todos estos productos pueden clasificarse en diversos grupos, dependiendo de su acción. Así pues, podemos agruparlos en tratamientos mineralizadores, densificadores, selladores, curadores, protectores y endurecedores, entre otros.

      El hormigón pulido, tendencia en interiorismo

      A finales de la década de los años 90 del siglo XX comenzó a desarrollarse la técnica del hormigón pulido, pensado y desarrollado inicialmente para entornos industriales y comerciales.

      En la actualidad, debido principalmente a las tendencias en decoración e interiorismo que apuestan por llevar la estética industrial a otros ambientes, vemos como el hormigón pulido es empleado con gran acierto estético en multitud de espacios diversos.

      Entre ellos, podemos destacar toda clase de locales de ocio y restauración, edificios corporativos y centros de oficinas, pabellones expositivos y deportivos, así como espacios públicos y un largo etcétera.

      Incluso proyectos residenciales que apuestan por un diseño original y exclusivo.

      Prolongue la vida de su suelo de hormigón pulido

      Ya se trate de un pavimento destinado a un uso industrial intensivo, como si es dedicado a actividades más ligeras, siempre será necesario aplicar un mantenimiento periódico adecuado.

      De esta manera, será posible mantener en las mejores condiciones tanto funcionales como estéticas el suelo de hormigón pulido, por muchos años.

      Para una recuperación eficaz, exija profesionalidad

      En Bobeton somos especialistas en recuperar mediante el pulido en seco y tratamientos de mineralización específicos todo tipo de pavimentos de hormigón en cualquier grado de deterioro.

      Nos avalan nuestra amplia experiencia en el sector, el constante compromiso con la investigación en nuevas técnicas y materiales, la continua inversión en la maquinaria y tecnologías más avanzadas, así como en la alta capacitación y profesionalidad de nuestro equipo humano.

      Llame ahora y solicite información

      Le atenderá un técnico especialista que responderá a todas sus preguntas

      Llámenos +34 955 25 27 13

      La actividad que desarrollamos es el diseño, fabricacion y confección, en todas sus fases, de pavimentos y revestimientos calculados y/o personalizados. Nuestra suma de valores permite adaptarnos a las necesidades de cualquier tipo de cliente, a la vez que podemos asesorar a profesionales del sector de los materiales idóneos para cualquier actividad.

      Participamos estrechamente en el desarrollo de proyectos constructivos para pequeñas y medianas empresas, sin olvidar las preciadas soluciones decorativas residenciales de interior y exterior. El departamento de ingenieria presta una asesoría constante a nuestros clientes desde la fase de estudio hasta el momento final de su realizacion en obra, garantizando así la maximización de tiempos, costes y calidades.

      Bobeton logra ahora lo que hace algunos años era pura ficción, haciendo realidad proyectos de altas exigencias productivas, técnicas y de elevadísimo valor estético. Bobeton lo hace posible, es fácil sólo hay que buscar la b de Bobeton.

      Háganos sus consultas

      Sistema en el que está interesado

      Consentimiento

      4 + 7 =

      Facilito mis datos personales incorporados en este formulario, consintiendo expresamente el tratamiento de los mismos a BOBETON PAVEMENT, SL, en la finalidad y los términos descritos en la Política de Privacidad de la Web (www.bobeton.es), la cual he leído, entiendo y estoy informado/a de los derechos que puedo ejercitar (acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación del tratamiento, portabilidad) sobre dichos datos personales.

      Conozca nuestra gama de productos

      bobeton, customized floors

      Pulido de Hormigones Metamorphosis. Bomanite:

      • Pulido de pavimento.
      • Tratamos pavimento de hormigón deteriorado.
      • Estudio de pavimento de hormigón.
      • Arreglamos pavimentos de hormigón en ruina.
      • Endurecido capa rodadura.
      • Pavimento de hormigón fratasado.
      • Abrillantado pavimentos hormigón.
      • Estudio de cargas.
      • Estudio de durabilidad.
      • Cumplimiento de plazos.
      • Sellador de litio.
      • Ahorro de costes.
      • Abrillantado suelo nave.
      • Pulido en seco de pavimento de hormigón.
      • Pulido con diamante de pavimento hormigón.
      • Pulir suelos de cemento.
      • Rehabilitacion suelos de hormigón.

      Pin It on Pinterest

      Share This