+34 692 695 855 info@bobeton.es

      En la pavimentación industrial se puede trabajar con diferentes tipos de hormigón. No obstante, la tipología de hormigón más utilizada es el armado. Esto se debe a que este material ofrece una compresión y resistencia a la tracción mayor, condiciones que suelen darse en los entornos de trabajo donde se usa maquinaria o mercancía pesada.

      También es importante valorar que el hormigón armado también tiene un peso y volumen elevado, algo que le permite conformar una superficie robusta y confiable a la hora de trabajar en entornos como fábricas o almacenes entre otras. .

      Frente a otros tipos de este material como el hormigón en masa en Bobeton nos decantamos por el hormigón armado.

      Concretamente, trabajamos con los dos tipos de hormigón armado que ofrecen los mejores resultados en la actualidad a la hora de construir cualquier superficie de uso industrial.

      Tipos de hormigón armado

      Principalmente, en el sector industrial se emplean dos tipos de hormigón que están adaptados a las rutinas de trabajo propias de dicho sector.

      De malla electrosoldada

      Esta variedad de hormigón armado se consigue incluyendo alambres nervurados de alta resistencia. Estos alambres se colocan de forma transversal y longitudinal formando ángulos rectos entre sí.

      Su soldadura se hace mediante resistencia eléctrica en cada uno de sus puntos y esto permite que funcione como un refuerzo de acero. Así pues, se le aporta una resistencia aún mayor al hormigón armado.

      De fibras de acero

      Al incluir estas fibras en el hormigón armado tradicional, se le consigue dar un comportamiento dúctil lo cual evita las fisuras y la retracción.

      Por otro lado, se aumenta la resistencia mecánica gracias a que estas fibras colocadas de forma homogénea consiguen constituir una armadura tridimensional resistente. Armadura que soporta deformaciones y mantiene la resistencia, ductilidad además de disipar la energía de deformación que puede afectar al hormigón.

      Debemos destacar también que en Bobeton utilizamos tecnologías antiretracción al instalar las soleras. Esto suele conocerse como hormigón fratasado y su principal objetivo es evitar las posibles fisuras que puedan aparecer en el pavimento.

      Además, gracias a este sistema puede colocarse el hormigón sin apenas ninguna junta, evitando la necesidad de realizar posteriores mantenimientos. Por no hablar, claro está, de que esto favorece un flujo más rápido y fluido en las cadenas de producción.

      tipos de hormigón exterior e interior

      Intelligent&Heavy Area: especialistas en pavimentos de hormigón

      En Bobeton hemos creado una división específica de ingenieros y colaboradores expertos en pavimentos de hormigón. Gracias a la trayectoria profesional de todo nuestro equipo en este campo ofrecemos a nuestros clientes pavimentos de hormigón de extraordinarias prestaciones con garantías que alcanzan la garantía de 20 años para nuestros pavimentos de hormigón.

      Así pues, cualesquiera que sean sus necesidades, ponemos a su disposición nuestro departamento técnico para asesorarle sobre el tipo de pavimento de hormigón que más le conviene según su industria.

      Pin It on Pinterest

      Share This