+34 955 25 27 13 info@bobeton.es

      Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Pavimento continuo Bobeton

      Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Pavimento continuo Bobeton. Presentamos este sistema de Terrazo in situ Bradbow de la firma Bomanite que, después de años de investigación, ha desarrollado una tecnología que permite elaborar todo tipo de terrazos, de color y acabados in situ.

      El sistema BradBow tiene varias opciones de resistencia y terminación, adaptables a las necesidades de cada proyecto tanto en cuestiones de requerimiento técnico, estéticos e incluso artísticos.

      Terrazo in situ Bobeton

      Garantizamos nuestros trabajos

      relación calidad / precio sin competencia

      El terrazo I+D

      Así es, gracias a años de investigación y desarrollo realizados por Bobeton aplicando principios basados en la ingeniería y en la química, se ha logrado producir un nuevo concepto de pavimentación que aúna un excelente rendimiento y magníficas cualidades técnicas y estéticas.

      Esta nueva generación de pavimentos continuos integra en su composición, además de los áridos y cementos necesarios, una serie de nuevos aglutinantes y agregados excepcionales. De tal manera que, en combinación con las innovaciones técnicas empleadas en su fabricación, obtenemos como resultado un producto sobresaliente a nivel funcional con unas impresionantes posibilidades decorativas.

      Por estos motivos, en Bobeton nos sentimos orgullosos de contar con la tecnología más avanzada y disponer de una selección de componentes de la máxima calidad para diseñar, fabricar e instalar las mejores opciones de terrazo continuo in situ del sector.

      Para tal fin hemos creado la marca Bradbow, con la que desarrollamos la comercialización de nuestros terrazos continuos in situ, ofreciendo distintas opciones principales en función de sus diversas composiciones y aplicaciones. Más adelante veremos cada una de ellas.

      YouTube Bobeton Terrazo In Situ BradBow

      Bradbow se fabrica a medida, Nuestro laboratorio de I+D trabajará atento a sus indicaciones para alcanzar el acabado y terminación que necesite su proyecto. Consulte con nuestra ingeniería los detalles técnicos.

      Terrazo Continuo In Situ Bradbow versus terrazo convencional

      El terrazo convencional en la actualidad es fabricado industrialmente vertiendo en grandes moldes una pasta compuesta a base de áridos diversos como materiales de carga junto con cemento y otros aglomerantes. Tras su fraguado y posterior desmolde, es cortado en baldosas de tamaños estandarizados y comercializado en estos formatos.

      De esta manera, tanto sus prestaciones técnicas, así como su apariencia y diseño están sujetos a los criterios del fabricante y la demanda del sector mayoritario. Además, por cuestiones de producción y costes, de cada tipo y modelo se realizan grandes tiradas. Por estos motivos la adecuación a las necesidades concretas, la originalidad y la exclusividad no tienen cabida en el terrazo tradicional.

      Por el contrario, entre las excepcionales ventajas de pavimentar con Terrazo Continuo In Situ Bradbow hay que destacar y hacer énfasis en sus principales características:

      En primer lugar, el material es formulado específicamente para cada proyecto según las necesidades del cliente. Por consiguiente, la personalización es total. Tanto para dar solución a todos los requerimientos técnicos de cada caso, como en satisfacer los aspectos estéticos deseados.

      La segunda de sus ventajas es que el producto es fabricado en la propia obra. Este es el motivo del uso de la expresión latina In situ en su definición.

      En tercer lugar, la mezcla cementosa resultante es vertida y extendida directamente sobre la superficie previamente acondicionada. De ahí proviene el término ‘continuo’ que lo describe.

       

      Bradbow color cobblestone en Edificio 112 Tragsa Sevilla

      Nuestro procedimiento

      En Bobeton seguimos un protocolo de actuación que garantiza la calidad de nuestros productos y servicios cuyas fases principales son:

      1 – Estudios previos

      Comenzamos elaborando los estudios técnicos necesarios para determinar y proponer las mejores opciones de composición del material en función del uso arquitectónico, y otros factores como pueden ser los requisitos de resistencia, impermeabilidad, etc.

      2 – Diseño

      El segundo paso es asesorar en el plano estético y decorativo a nuestros clientes sobre las enormes posibilidades de texturas, colores, acabados, etc. que pueden elegir. Una vez definidos estos aspectos, podemos concretar la composición del material y visualizar el resultado.

      3 – Formulación

      A continuación, nuestro equipo técnico establece la composición exacta que se va a emplear en el proyecto. Se elabora la premezcla de los áridos y los otros componentes secos necesarios y se reservan aparte los agentes aglomerantes y catalizadores.

      4 – Preparación y acondicionamiento de la superficie

      Se realizan en esta fase los trabajos de preparación y acondicionamiento de la superficie. Estos consistirán principalmente en nivelar la superficie, y establecer si fuese preciso canales de drenaje, canalización de cableado u otras conducciones.

      Esta labor es necesaria tanto si la superficie se encuentra en bruto, con el hormigón desnudo propio de la obra de nueva construcción, como si se tratara de una reforma donde hubiera una solería anterior instalada.

      Es importante resaltar en este punto otra de las grandes ventajas de elegir el Terrazo Continuo In Situ Bradbow de Bobeton.

      Así es, en estos últimos casos, se puede optar por no retirar la solería anterior, con el importante ahorro en tiempo y costes que esto supone. Se nivela igualmente toda la superficie y se le aplican los tratamientos de imprimación apropiados.

      5 – Fabricación in situ

      En la fecha acordada de inicio de la fase de pavimentación, el material es producido directamente en la propia obra por nuestros técnicos.

      Es en ese momento cuando la premezcla de áridos y los otros componentes secos seleccionados es combinada con los productos aglomerantes y catalizadores adecuados.

      Se va formando entonces la pasta cementosa hasta el punto óptimo para pasar a la siguiente fase.

      6 – Instalación

      Inmediatamente finalizado el proceso de fabricación, la mezcla se va vertiendo y extendiendo por la superficie, siguiendo una planificación previamente establecida.

      Esta planificación se programa y define dependiendo de la superficie a cubrir, de la forma de sus contornos, y de los elementos que hubiese que salvar como columnas y demás.

      El diseño que se haya proyectado tiene también gran relevancia en este momento. Así es, ya que, si este incluye zonas diferenciadas en tonalidades y texturas, significa que han de emplearse mezclas diferentes.

      Para separar estos sectores se instalan finísimos y discretos perfiles metálicos, normalmente de latón, acero o aluminio.

      En determinados casos será necesario emplear estos elementos separadores para permitir la retracción y expansión necesaria del material. La composición del tipo de terrazo elegido determinará la extensión máxima de las áreas libres de juntas.

      En esta fase de instalación resulta fundamental la preparación y experiencia de nuestros profesionales, ya que la calidad del resultado va a depender en gran medida de la pericia y la labor coordinada de todo el equipo.

      La familia de Terrazos Continuos In Situ Bradbow

      Cada una de las opciones de Terrazo Continuo In Situ Bradbow ofrece unas prestaciones técnicas y unas posibilidades estéticas diferentes. Son las fórmulas básicas a partir de las cuales se elaborarán la multitud de variables posibles, en función de las necesidades de cada proyecto.

      Bradbow Tradición (Terrazos cementosos tradicionales de alto espesor)

      Este tipo de terrazo es el que más se asemeja al terrazo tradicional, tanto en aspecto como en funcionalidades. Quizás por eso es el más demandado por el mercado. No obstante, frente al terrazo convencional, ofrece todas las ventajas de los pavimentos en continuo y de fabricación personalizada.

      El tamaño máximo de los agregados en estos terrazos puede alcanzar los 30 mm y la variedad de ellos que se pueden utilizar es amplísima, así como la gama de colores aplicables como tonalidad de base.

      Estéticamente transmite unas sensaciones de calidez y estilo que evocan al original terrazo veneciano, pudiendo crear múltiples composiciones y diseños combinando distintas tonalidades mediante el uso de perfiles. Desde sencillos dameros a todo tipo de formas geométricas y onduladas.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Bradbow Híbrido (Terrazos cementosos híbridos)

      Estos terrazos suponen un avance en posibilidades sobre los anteriores ya que cuentan con tecnología y componentes anti-retracción. Esto nos permite cubrir áreas de más de 100 m2 sin necesidad de juntas ni perfiles.

      Sus procesos de ejecución y sus espesores son variables, dependiendo de los requerimientos técnicos del proyecto y las necesidades del cliente.

      Bradbow Epoxi (Terrazos Epoxi)

      Las variedades de terrazo continuo con resinas epoxi como aglutinante ofrecen unas funcionalidades realmente superiores.

      En efecto, poseen una extraordinaria resistencia mecánica y química por lo que resultan muy recomendables en espacios industriales o con un elevado tránsito de personas.

      Al mismo tiempo, ofrecen unas impresionantes posibilidades estéticas ya que permiten incluir cristales, minerales diversos, cerámica u otros agregados especiales.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Bradbow CPU (Terrazo de Poliuretano)

      La gama de terrazos continuos in situ elaborados con base de cemento poliuretano poseen sin duda unas cualidades excepcionales.

      Su alta resistencia mecánica, química y térmica lo convierten en el pavimento idóneo en aquellas ocasiones donde se requieren las más altas prestaciones.

      Además, resultan ser la mejor opción cuando son necesarios niveles muy exigentes de limpieza e higiene, ya que permiten una desinfección total mediante lavados de vapor, llegando a soportar temperaturas de hasta 120 grados y un alto espectro de resistencia química.

      Un poco de Historia del terrazo

      A mediados del siglo XV comenzó a utilizarse en Venecia la técnica del terrazo. En principio, suponía una forma de aprovechar los trozos sobrantes de la construcción de suelos y recubrimientos de mármol.

      Originalmente se realizaba extendiendo una base arcillosa sobre la que se vertían los fragmentos de mármol. Posteriormente se sustituyó la arcilla por cemento, normalmente blanco. Ya entonces, su instalación se realizaba en continuo, vertiendo y extendiendo directamente la mezcla de áridos y aglomerante sobre la superficie.

      Más adelante se comenzó a pulir la superficie una vez fraguada la mezcla y se descubrió que empleando leche de cabra en esta fase, ésta actuaba como sellante.

      Pronto se comprobó que ofrecía unas posibilidades muy interesantes. En primer lugar, por su gran resistencia. Aún hoy se conservan en buen estado solerías fabricadas con este procedimiento con siglos de antigüedad.

      Tiempo después comenzó a dejar de fabricarse in situ e instalarse en continuo. Se pasó a fabricar en grandes moldes que posteriormente se cortaban en baldosas. Desde entonces, esta ha sido la forma más común de emplear el terrazo.

      Desde el Pasado hacia el Futuro

      El hecho de dejar de fabricar el terrazo in situ y aplicarlo en continuo para comenzar a producirlo en baldosas estandarizó los procesos de fabricación y la manera de instalarlo. Consecuencia de ello es que prácticamente se convirtió en el pavimento por antonomasia.

      Sin embargo, estos cambios no aportaron únicamente ventajas. En efecto, la baldosa resulta muy práctica en algunos aspectos, pero no hay duda de que ocasiona también una serie de inconvenientes.

      Hay que tener en cuenta que cada arista de una loseta significa un punto débil en términos de resistencia. También los son los bordes por su propensión al desgaste prematuro.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Por otra parte, la unión entre las baldosas representa otra fuente de problemas. Por ejemplo, en cuanto al aspecto higiénico, ya que las juntas de mortero tienden a acumular suciedad.

      Además, al ser este un material poroso, aunque la baldosa de terrazo tenga una superficie pulida y sellada, la humedad puede filtrarse a través de las juntas.

      Por norma general, la nivelación en los suelos construidos mediante baldosas es otro de los puntos conflictivos en este tipo de pavimentos. Principalmente por que cada pieza ha de nivelarse individualmente en el momento de su colocación sobre la base de mortero. Por lo tanto, ligeras variaciones en los ángulos de rasante entre ellas pueden acabar debilitando el conjunto.

      Además, si en la base de mortero se produjese algún pequeño hundimiento debido, por ejemplo, a burbujas de aire ocultas, se acabarán produciendo grietas y roturas, así como inevitables desniveles.

      Por todos estos motivos, el Terrazo Continuo In Situ Bradbow rescata del pasado los principios de la técnica del pavimento continuo y la fabricación a pie de obra por su demostrada eficacia y eficiencia.

      Y lo hace, además, incorporando a estos siglos de evolución tecnológica, los últimos avances e investigaciones técnicas y químicas. El resultado es un material de futuro, un pavimento muy resistente y versátil, lleno de posibilidades y con una estética impresionante.

      Un material, en definitiva, destinado a convertirse en el referente de la pavimentación del siglo XXI.

      Llame ahora y solicite información

      Le atenderá un técnico especialista que responderá a todas sus preguntas

      Llámenos +34 955 25 27 13

      Resolvemos las patologías de su pavimento

      Nuestro Departamento de Ingenieria estudiará su caso proponiéndole la solución idónea a sus necesidades

      Ventajas adicionales del Terrazo Continuo In Situ Bradbow

      Ya hemos explicado ampliamente muchas de las ventajosas cualidades del Terrazo Continuo In Situ Bradbow, vamos a repasar y ampliar a continuación algunas otras:

      Personalización total

      Efectivamente, como ya habíamos anticipado, entre los principales beneficios que posee este procedimiento de fabricación destaca el hecho de que la composición del material puede personalizarse para cada encargo.

      Nuestro equipo técnico calculará y formulará con precisión las proporciones entre los diversos elementos, para optimizar al máximo cada una de sus propiedades.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Para ello son analizados minuciosamente todos los parámetros, tanto los requerimientos técnicos del proyecto, como el uso al que va a destinarse la construcción, los índices de resistencia necesaria, el grado impermeabilidad requerido, etc.

      Sin descuidar, por supuesto, el aspecto estético en ningún momento y menos aún cuando este sea considerado un factor relevante.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Así es, en cuanto al diseño y acabados, son infinitas las posibilidades que se nos ofrecen. La extensión de la gama cromática que podemos utilizar no tiene restricciones. Asimismo, se pueden emplear multitud de componentes para aportar textura y matices especiales.

      Los acabados aplicables como tratamiento final, además de su función protectora nos van a ofrecer la posibilidad de matizar aspectos tan interesantes como el brillo y tacto.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Además, en una misma superficie, es posible combinar diversas tonalidades y texturas, diferenciando áreas mediante el uso de perfiles, respondiendo a un diseño decorativo o con la intención de separar distintos ambientes.

      Estos elementos de separación pueden emplearse discretamente, siendo prácticamente imperceptibles o, por el contrario, pasar a ser un elemento decorativo con el grado de protagonismo que se desee.

      Sostenibilidad

      Como decíamos en el capítulo sobre los orígenes del terrazo, este surgió como una manera de aprovechar pequeños restos de mármol. Evidentemente, el concepto de reciclaje como lo entendemos en la actualidad no existía por entonces, pero hoy en día es un factor muy importante, primordial.

      En Bobeton tenemos muy presente este principio y lo aplicamos con auténtico convencimiento. Esta es otra de las razones por las que no dejamos de investigar sobre cómo optimizar recursos en la fabricación del Terrazo Continuo In Situ Bradbow.

      Por este motivo, parte importante de los áridos y otros agregados que empleamos provienen de plantas de reciclado, de donde los seleccionamos en función de sus tamaños, tonalidades, texturas, etc.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Durabilidad

      Hemos hablado sobre cómo en todo pavimento el punto débil se halla en las artistas y los propios bordes de las baldosas. En el terrazo continuo, gracias a la ausencia de dichos elementos se minimizan las debilidades.

      Además, los nuevos materiales empleados, tanto en su composición como en los tratamientos finales, aportan unos niveles muy altos de integridad estructural, de resistencia al desgaste por rozamiento e impactos, a la abrasión química y a la fracturación por contrastes térmicos, entre otras cualidades.

      Una vez finalizada la instalación del Terrazo Continuo In Situ Bradbow, cuando todos los tratamientos de acabado que fueron configurados en función de los requerimientos del proyecto han sido aplicados, podemos garantizar que le sorprenderá su altísimo grado de conservación con el paso de los años.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Limpieza e higiene

      Nuevamente, la ausencia de aristas y juntas van a facilitar el mantenimiento de la superficie. En la limpieza, por tanto, se pueden conseguir altos niveles de higienización.

      Además, los procedimientos de pulido y los productos de acabado que se aplican al terrazo una vez ha fraguado la mezcla actuarán como capa selladora y protectora. Entre estos productos que pueden aplicarse destacamos la posibilidad de emplear tratamientos antibacterianos.

      Es importante destacar que disponemos también de terrazos continuos in situ que permiten su limpieza con vapor.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Seguridad

      La ausencia de desniveles, de baldosas sueltas, de juntas desgastadas, etc., significan mayor seguridad. Principalmente por que se evitan tropiezos y caídas en el caso de las personas y favorece la movilidad de los diversos aparatos de rodadura como carretillas, transpaletas, etc.

      Por otra parte, la correcta nivelación asegura la estabilidad de instalaciones, mobiliario, maquinaria, etc. En elementos de poca altura esta circunstancia puede parecer poco relevante, pero en aquellos espacios donde se precisan estructuras de envergaduras considerables, una pequeña irregularidad en la base puede suponer una desviación importante, tanto que comprometa seriamente su estabilidad.

      Es también preciso tener en cuenta que, para el correcto funcionamiento de muchos tipos de maquinaria, es fundamental una nivelación perfecta. Especialmente en aquellas que tienen elementos móviles de masa y volumen notables.

      También es posible aplicar diferentes tratamientos antideslizantes dependiendo del grado de adherencia que se precise según la actividad que se vaya a desarrollar sobre el pavimento.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Resistencia al impacto

      Las resinas empleadas en la composición de nuestro terrazo le confieren una gran resistencia a la fracturación.

      Su estructura molecular le aportará también una excelente capacidad de absorción de impactos. Es posible graduar esta cualidad dependiendo de las proporciones entre los diversos componentes de la mezcla.

      Impermeabilidad

      Dependiendo de las necesidades del cliente, el grado de permeabilidad y porosidad de los Terrazos Continuos In Situ Bradbow puede modularse también en el momento de establecer su formulación, pudiendo llegar a un nivel de impermeabilización total.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Bajo mantenimiento

      En cuanto a la limpieza, ya hemos comentado lo sencillo que resulta su mantenimiento. Gracias principalmente a la ausencia de juntas y al sellado de su superficie.

      Dependiendo del uso al que sea sometido habitualmente, si fuese necesario, es posible realizar puntualmente labores de regeneración en este tipo de suelos.

      Estas acciones consistirán fundamentalmente en pulidos y la renovación de las capas selladoras y de acabado. El resultado será un pavimento totalmente restaurado, con la misma integridad y estética del primer día.

      Infinitas posibilidades estéticas

      Las posibilidades estéticas que este material ofrece son infinitas, esta característica supone otra de sus grandes ventajas.

      Así es, en el momento de fabricar el material pueden añadirse los pigmentos que se deseen para obtener, dentro de una inmensa paleta de tonalidades, el color base que se quiera.

      Además, pueden incorporarse entre los materiales de carga, diferentes componentes con el propósito de añadir textura, brillos, notas de color, etc.

      Entre estos materiales y partículas, podemos destacar toda la gama de mármoles y otros minerales de cantería, madreperla, vidrio, cerámica, pequeñas piezas metalizadas, etc.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra de su versatilidad.

      Versatilidad e idoneidad

      Efectivamente, dependiendo del uso para el que vaya destinado, ya sea industrial, público, privado, etc., es posible potenciar cada una de sus cualidades según se requiera. Tanto para atender requerimientos técnicos precisos, como para ofrecer soluciones estéticas originales y únicas.

      Por su gran versatilidad, es la solución perfecta para multitud de espacios y proyectos arquitectónicos. Tanto para espacios interiores como exteriores. Tanto en grandes proyectos residenciales como en entornos empresariales y corporativos, espacios públicos, instalaciones industriales de múltiples sectores, etc. La lista es interminable:

      Residencias de lujo, edificios singulares, sedes corporativas, centros de negocio, edificios de oficinas, palacios de congresos y exposiciones, espacios públicos, aeropuertos, estaciones, hospitales, centros de salud, escuelas y centros de formación, centros y pabellones deportivos, salas de concierto, locales de ocio, centros comerciales, concesionarios automovilísticos, espacios expositivos, templos, bodegas y centros gastronómicos, centros logísticos, laboratorios, naves industriales, y un largo etcétera.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra de su versatilidad.

      El terrazo ideal

      Lo decíamos al comenzar este artículo, por todos lo motivos que hemos expuesto el Terrazo Continuo In Situ Bradbow de Bobeton es el sistema de pavimentación ideal.

      Si está buscando para su proyecto arquitectónico un material de calidad, tecnológico. Que no imponga restricciones a sus deseos y satisfaga ampliamente sus necesidades y al mismo tiempo le ofrezca unas prestaciones increíbles, garantizando una durabilidad y resistencia inigualables. Si además quiere que tenga un aspecto impecable, con unas cualidades estéticas espectaculares, no busque más, ya lo ha encontrado.

      Los suelos de Terrazo Continuo In Situ Bradbow de Bobeton representan el sistema de pavimentación continua ideal, por muchas razones. Suponen además una importante innovación tecnológica que ofrece novedosas características, inimaginables hace unos años.

      En cuanto a su composición podríamos decir, a grandes rasgos, que guarda cierta analogía con la de los terrazos tradicionales. Pero en realidad alberga sustanciales diferencias, ya que incorpora importantes avances tecnológicos que le confieren unas propiedades extraordinarias y un mayor nivel de prestaciones.

      El terrazo I+D

      Así es, gracias a años de investigación y desarrollo realizados por Bobeton aplicando principios basados en la ingeniería y en la química, se ha logrado producir un nuevo concepto de pavimentación que aúna un excelente rendimiento y magníficas cualidades técnicas y estéticas.

      Esta nueva generación de pavimentos continuos integra en su composición, además de los áridos y cementos necesarios, una serie de nuevos aglutinantes y agregados excepcionales. De tal manera que, en combinación con las innovaciones técnicas empleadas en su fabricación, obtenemos como resultado un producto sobresaliente a nivel funcional con unas impresionantes posibilidades decorativas.

      Por estos motivos, en Bobeton nos sentimos orgullosos de contar con la tecnología más avanzada y disponer de una selección de componentes de la máxima calidad para diseñar, fabricar e instalar las mejores opciones de terrazo continuo in situ del sector.

      Para tal fin hemos creado la marca Bradbow, con la que desarrollamos la comercialización de nuestros terrazos continuos in situ, ofreciendo distintas opciones principales en función de sus diversas composiciones y aplicaciones. Más adelante veremos cada una de ellas.

      YouTube Bobeton Terrazo In Situ BradBow

      Terrazo Continuo In Situ Bradbow versus terrazo convencional

      El terrazo convencional en la actualidad es fabricado industrialmente vertiendo en grandes moldes una pasta compuesta a base de áridos diversos como materiales de carga junto con cemento y otros aglomerantes. Tras su fraguado y posterior desmolde, es cortado en baldosas de tamaños estandarizados y comercializado en estos formatos.

      De esta manera, tanto sus prestaciones técnicas, así como su apariencia y diseño están sujetos a los criterios del fabricante y la demanda del sector mayoritario. Además, por cuestiones de producción y costes, de cada tipo y modelo se realizan grandes tiradas. Por estos motivos la adecuación a las necesidades concretas, la originalidad y la exclusividad no tienen cabida en el terrazo tradicional.

      Por el contrario, entre las excepcionales ventajas de pavimentar con Terrazo Continuo In Situ Bradbow hay que destacar y hacer énfasis en sus principales características:

      En primer lugar, el material es formulado específicamente para cada proyecto según las necesidades del cliente. Por consiguiente, la personalización es total. Tanto para dar solución a todos los requerimientos técnicos de cada caso, como en satisfacer los aspectos estéticos deseados.

      La segunda de sus ventajas es que el producto es fabricado en la propia obra. Este es el motivo del uso de la expresión latina In situ en su definición.

      En tercer lugar, la mezcla cementosa resultante es vertida y extendida directamente sobre la superficie previamente acondicionada. De ahí proviene el término ‘continuo’ que lo describe.

      Bradbow color cobblestone en Edificio 112 Tragsa Sevilla

      Nuestro procedimiento

      En Bobeton seguimos un protocolo de actuación que garantiza la calidad de nuestros productos y servicios cuyas fases principales son:

      1 – Estudios previos

      Comenzamos elaborando los estudios técnicos necesarios para determinar y proponer las mejores opciones de composición del material en función del uso arquitectónico, y otros factores como pueden ser los requisitos de resistencia, impermeabilidad, etc.

      2 – Diseño

      El segundo paso es asesorar en el plano estético y decorativo a nuestros clientes sobre las enormes posibilidades de texturas, colores, acabados, etc. que pueden elegir. Una vez definidos estos aspectos, podemos concretar la composición del material y visualizar el resultado.

      3 – Formulación

      A continuación, nuestro equipo técnico establece la composición exacta que se va a emplear en el proyecto. Se elabora la premezcla de los áridos y los otros componentes secos necesarios y se reservan aparte los agentes aglomerantes y catalizadores.

      4 – Preparación y acondicionamiento de la superficie

      Se realizan en esta fase los trabajos de preparación y acondicionamiento de la superficie. Estos consistirán principalmente en nivelar la superficie, y establecer si fuese preciso canales de drenaje, canalización de cableado u otras conducciones.

      Esta labor es necesaria tanto si la superficie se encuentra en bruto, con el hormigón desnudo propio de la obra de nueva construcción, como si se tratara de una reforma donde hubiera una solería anterior instalada.

      Es importante resaltar en este punto otra de las grandes ventajas de elegir el Terrazo Continuo In Situ Bradbow de Bobeton.

      Así es, en estos últimos casos, se puede optar por no retirar la solería anterior, con el importante ahorro en tiempo y costes que esto supone. Se nivela igualmente toda la superficie y se le aplican los tratamientos de imprimación apropiados.

      5 – Fabricación in situ

      En la fecha acordada de inicio de la fase de pavimentación, el material es producido directamente en la propia obra por nuestros técnicos.

      Es en ese momento cuando la premezcla de áridos y los otros componentes secos seleccionados es combinada con los productos aglomerantes y catalizadores adecuados.

      Se va formando entonces la pasta cementosa hasta el punto óptimo para pasar a la siguiente fase.

      6 – Instalación

      Inmediatamente finalizado el proceso de fabricación, la mezcla se va vertiendo y extendiendo por la superficie, siguiendo una planificación previamente establecida.

      Esta planificación se programa y define dependiendo de la superficie a cubrir, de la forma de sus contornos, y de los elementos que hubiese que salvar como columnas y demás.

      El diseño que se haya proyectado tiene también gran relevancia en este momento. Así es, ya que, si este incluye zonas diferenciadas en tonalidades y texturas, significa que han de emplearse mezclas diferentes.

      Para separar estos sectores se instalan finísimos y discretos perfiles metálicos, normalmente de latón, acero o aluminio.

      En determinados casos será necesario emplear estos elementos separadores para permitir la retracción y expansión necesaria del material. La composición del tipo de terrazo elegido determinará la extensión máxima de las áreas libres de juntas.

      En esta fase de instalación resulta fundamental la preparación y experiencia de nuestros profesionales, ya que la calidad del resultado va a depender en gran medida de la pericia y la labor coordinada de todo el equipo.

      La familia de Terrazos Continuos In Situ Bradbow

      Cada una de las opciones de Terrazo Continuo In Situ Bradbow ofrece unas prestaciones técnicas y unas posibilidades estéticas diferentes. Son las fórmulas básicas a partir de las cuales se elaborarán la multitud de variables posibles, en función de las necesidades de cada proyecto.

      Bradbow Tradición (Terrazos cementosos tradicionales de alto espesor)

      Este tipo de terrazo es el que más se asemeja al terrazo tradicional, tanto en aspecto como en funcionalidades. Quizás por eso es el más demandado por el mercado. No obstante, frente al terrazo convencional, ofrece todas las ventajas de los pavimentos en continuo y de fabricación personalizada.

      El tamaño máximo de los agregados en estos terrazos puede alcanzar los 30 mm y la variedad de ellos que se pueden utilizar es amplísima, así como la gama de colores aplicables como tonalidad de base.

      Estéticamente transmite unas sensaciones de calidez y estilo que evocan al original terrazo veneciano, pudiendo crear múltiples composiciones y diseños combinando distintas tonalidades mediante el uso de perfiles. Desde sencillos dameros a todo tipo de formas geométricas y onduladas.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Bradbow Híbrido (Terrazos cementosos híbridos)

      Estos terrazos suponen un avance en posibilidades sobre los anteriores ya que cuentan con tecnología y componentes anti-retracción. Esto nos permite cubrir áreas de más de 100 m2 sin necesidad de juntas ni perfiles.

      Sus procesos de ejecución y sus espesores son variables, dependiendo de los requerimientos técnicos del proyecto y las necesidades del cliente.

      Bradbow Epoxi (Terrazos Epoxi)

      Las variedades de terrazo continuo con resinas epoxi como aglutinante ofrecen unas funcionalidades realmente superiores.

      En efecto, poseen una extraordinaria resistencia mecánica y química por lo que resultan muy recomendables en espacios industriales o con un elevado tránsito de personas.

      Al mismo tiempo, ofrecen unas impresionantes posibilidades estéticas ya que permiten incluir cristales, minerales diversos, cerámica u otros agregados especiales.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Bradbow CPU (Terrazo de Poliuretano)

      La gama de terrazos continuos in situ elaborados con base de cemento poliuretano poseen sin duda unas cualidades excepcionales.

      Su alta resistencia mecánica, química y térmica lo convierten en el pavimento idóneo en aquellas ocasiones donde se requieren las más altas prestaciones.

      Además, resultan ser la mejor opción cuando son necesarios niveles muy exigentes de limpieza e higiene, ya que permiten una desinfección total mediante lavados de vapor, llegando a soportar temperaturas de hasta 120 grados y un alto espectro de resistencia química.

      Un poco de Historia del terrazo

      A mediados del siglo XV comenzó a utilizarse en Venecia la técnica del terrazo. En principio, suponía una forma de aprovechar los trozos sobrantes de la construcción de suelos y recubrimientos de mármol.

      Originalmente se realizaba extendiendo una base arcillosa sobre la que se vertían los fragmentos de mármol. Posteriormente se sustituyó la arcilla por cemento, normalmente blanco. Ya entonces, su instalación se realizaba en continuo, vertiendo y extendiendo directamente la mezcla de áridos y aglomerante sobre la superficie.

      Más adelante se comenzó a pulir la superficie una vez fraguada la mezcla y se descubrió que empleando leche de cabra en esta fase, ésta actuaba como sellante.

      Pronto se comprobó que ofrecía unas posibilidades muy interesantes. En primer lugar, por su gran resistencia. Aún hoy se conservan en buen estado solerías fabricadas con este procedimiento con siglos de antigüedad.

      Tiempo después comenzó a dejar de fabricarse in situ e instalarse en continuo. Se pasó a fabricar en grandes moldes que posteriormente se cortaban en baldosas. Desde entonces, esta ha sido la forma más común de emplear el terrazo.

      Desde el Pasado hacia el Futuro

      El hecho de dejar de fabricar el terrazo in situ y aplicarlo en continuo para comenzar a producirlo en baldosas estandarizó los procesos de fabricación y la manera de instalarlo. Consecuencia de ello es que prácticamente se convirtió en el pavimento por antonomasia.

      Sin embargo, estos cambios no aportaron únicamente ventajas. En efecto, la baldosa resulta muy práctica en algunos aspectos, pero no hay duda de que ocasiona también una serie de inconvenientes.

      Hay que tener en cuenta que cada arista de una loseta significa un punto débil en términos de resistencia. También los son los bordes por su propensión al desgaste prematuro.

      Terrazo Bradbow Edificio Bestseller Málaga

      Por otra parte, la unión entre las baldosas representa otra fuente de problemas. Por ejemplo, en cuanto al aspecto higiénico, ya que las juntas de mortero tienden a acumular suciedad.

      Además, al ser este un material poroso, aunque la baldosa de terrazo tenga una superficie pulida y sellada, la humedad puede filtrarse a través de las juntas.

      Por norma general, la nivelación en los suelos construidos mediante baldosas es otro de los puntos conflictivos en este tipo de pavimentos. Principalmente por que cada pieza ha de nivelarse individualmente en el momento de su colocación sobre la base de mortero. Por lo tanto, ligeras variaciones en los ángulos de rasante entre ellas pueden acabar debilitando el conjunto.

      Además, si en la base de mortero se produjese algún pequeño hundimiento debido, por ejemplo, a burbujas de aire ocultas, se acabarán produciendo grietas y roturas, así como inevitables desniveles.

      Por todos estos motivos, el Terrazo Continuo In Situ Bradbow rescata del pasado los principios de la técnica del pavimento continuo y la fabricación a pie de obra por su demostrada eficacia y eficiencia.

      Y lo hace, además, incorporando a estos siglos de evolución tecnológica, los últimos avances e investigaciones técnicas y químicas. El resultado es un material de futuro, un pavimento muy resistente y versátil, lleno de posibilidades y con una estética impresionante.

      Un material, en definitiva, destinado a convertirse en el referente de la pavimentación del siglo XXI.

      Llame ahora y solicite información

      Le atenderá un técnico especialista que responderá a todas sus preguntas

      Llámenos +34 955 25 27 13

      Resolvemos las patologías de su pavimento

      Nuestro Departamento de Ingenieria estudiará su caso proponiéndole la solución idónea a sus necesidades

      Ventajas adicionales del Terrazo Continuo In Situ Bradbow

      Ya hemos explicado ampliamente muchas de las ventajosas cualidades del Terrazo Continuo In Situ Bradbow, vamos a repasar y ampliar a continuación algunas otras:

      Personalización total

      Efectivamente, como ya habíamos anticipado, entre los principales beneficios que posee este procedimiento de fabricación destaca el hecho de que la composición del material puede personalizarse para cada encargo.

      Nuestro equipo técnico calculará y formulará con precisión las proporciones entre los diversos elementos, para optimizar al máximo cada una de sus propiedades.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Para ello son analizados minuciosamente todos los parámetros, tanto los requerimientos técnicos del proyecto, como el uso al que va a destinarse la construcción, los índices de resistencia necesaria, el grado impermeabilidad requerido, etc.

      Sin descuidar, por supuesto, el aspecto estético en ningún momento y menos aún cuando este sea considerado un factor relevante.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Así es, en cuanto al diseño y acabados, son infinitas las posibilidades que se nos ofrecen. La extensión de la gama cromática que podemos utilizar no tiene restricciones. Asimismo, se pueden emplear multitud de componentes para aportar textura y matices especiales.

      Los acabados aplicables como tratamiento final, además de su función protectora nos van a ofrecer la posibilidad de matizar aspectos tan interesantes como el brillo y tacto.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Además, en una misma superficie, es posible combinar diversas tonalidades y texturas, diferenciando áreas mediante el uso de perfiles, respondiendo a un diseño decorativo o con la intención de separar distintos ambientes.

      Estos elementos de separación pueden emplearse discretamente, siendo prácticamente imperceptibles o, por el contrario, pasar a ser un elemento decorativo con el grado de protagonismo que se desee.

      Sostenibilidad

      Como decíamos en el capítulo sobre los orígenes del terrazo, este surgió como una manera de aprovechar pequeños restos de mármol. Evidentemente, el concepto de reciclaje como lo entendemos en la actualidad no existía por entonces, pero hoy en día es un factor muy importante, primordial.

      En Bobeton tenemos muy presente este principio y lo aplicamos con auténtico convencimiento. Esta es otra de las razones por las que no dejamos de investigar sobre cómo optimizar recursos en la fabricación del Terrazo Continuo In Situ Bradbow.

      Por este motivo, parte importante de los áridos y otros agregados que empleamos provienen de plantas de reciclado, de donde los seleccionamos en función de sus tamaños, tonalidades, texturas, etc.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Durabilidad

      Hemos hablado sobre cómo en todo pavimento el punto débil se halla en las artistas y los propios bordes de las baldosas. En el terrazo continuo, gracias a la ausencia de dichos elementos se minimizan las debilidades.

      Además, los nuevos materiales empleados, tanto en su composición como en los tratamientos finales, aportan unos niveles muy altos de integridad estructural, de resistencia al desgaste por rozamiento e impactos, a la abrasión química y a la fracturación por contrastes térmicos, entre otras cualidades.

      Una vez finalizada la instalación del Terrazo Continuo In Situ Bradbow, cuando todos los tratamientos de acabado que fueron configurados en función de los requerimientos del proyecto han sido aplicados, podemos garantizar que le sorprenderá su altísimo grado de conservación con el paso de los años.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Limpieza e higiene

      Nuevamente, la ausencia de aristas y juntas van a facilitar el mantenimiento de la superficie. En la limpieza, por tanto, se pueden conseguir altos niveles de higienización.

      Además, los procedimientos de pulido y los productos de acabado que se aplican al terrazo una vez ha fraguado la mezcla actuarán como capa selladora y protectora. Entre estos productos que pueden aplicarse destacamos la posibilidad de emplear tratamientos antibacterianos.

      Es importante destacar que disponemos también de terrazos continuos in situ que permiten su limpieza con vapor.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Seguridad

      La ausencia de desniveles, de baldosas sueltas, de juntas desgastadas, etc., significan mayor seguridad. Principalmente por que se evitan tropiezos y caídas en el caso de las personas y favorece la movilidad de los diversos aparatos de rodadura como carretillas, transpaletas, etc.

      Por otra parte, la correcta nivelación asegura la estabilidad de instalaciones, mobiliario, maquinaria, etc. En elementos de poca altura esta circunstancia puede parecer poco relevante, pero en aquellos espacios donde se precisan estructuras de envergaduras considerables, una pequeña irregularidad en la base puede suponer una desviación importante, tanto que comprometa seriamente su estabilidad.

      Es también preciso tener en cuenta que, para el correcto funcionamiento de muchos tipos de maquinaria, es fundamental una nivelación perfecta. Especialmente en aquellas que tienen elementos móviles de masa y volumen notables.

      También es posible aplicar diferentes tratamientos antideslizantes dependiendo del grado de adherencia que se precise según la actividad que se vaya a desarrollar sobre el pavimento.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Resistencia al impacto

      Las resinas empleadas en la composición de nuestro terrazo le confieren una gran resistencia a la fracturación.

      Su estructura molecular le aportará también una excelente capacidad de absorción de impactos. Es posible graduar esta cualidad dependiendo de las proporciones entre los diversos componentes de la mezcla.

      Impermeabilidad

      Dependiendo de las necesidades del cliente, el grado de permeabilidad y porosidad de los Terrazos Continuos In Situ Bradbow puede modularse también en el momento de establecer su formulación, pudiendo llegar a un nivel de impermeabilización total.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra.

      Bajo mantenimiento

      En cuanto a la limpieza, ya hemos comentado lo sencillo que resulta su mantenimiento. Gracias principalmente a la ausencia de juntas y al sellado de su superficie.

      Dependiendo del uso al que sea sometido habitualmente, si fuese necesario, es posible realizar puntualmente labores de regeneración en este tipo de suelos.

      Estas acciones consistirán fundamentalmente en pulidos y la renovación de las capas selladoras y de acabado. El resultado será un pavimento totalmente restaurado, con la misma integridad y estética del primer día.

      Infinitas posibilidades estéticas

      Las posibilidades estéticas que este material ofrece son infinitas, esta característica supone otra de sus grandes ventajas.

      Así es, en el momento de fabricar el material pueden añadirse los pigmentos que se deseen para obtener, dentro de una inmensa paleta de tonalidades, el color base que se quiera.

      Además, pueden incorporarse entre los materiales de carga, diferentes componentes con el propósito de añadir textura, brillos, notas de color, etc.

      Entre estos materiales y partículas, podemos destacar toda la gama de mármoles y otros minerales de cantería, madreperla, vidrio, cerámica, pequeñas piezas metalizadas, etc.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra de su versatilidad.

      Versatilidad e idoneidad

      Efectivamente, dependiendo del uso para el que vaya destinado, ya sea industrial, público, privado, etc., es posible potenciar cada una de sus cualidades según se requiera. Tanto para atender requerimientos técnicos precisos, como para ofrecer soluciones estéticas originales y únicas.

      Por su gran versatilidad, es la solución perfecta para multitud de espacios y proyectos arquitectónicos. Tanto para espacios interiores como exteriores. Tanto en grandes proyectos residenciales como en entornos empresariales y corporativos, espacios públicos, instalaciones industriales de múltiples sectores, etc. La lista es interminable:

      Residencias de lujo, edificios singulares, sedes corporativas, centros de negocio, edificios de oficinas, palacios de congresos y exposiciones, espacios públicos, aeropuertos, estaciones, hospitales, centros de salud, escuelas y centros de formación, centros y pabellones deportivos, salas de concierto, locales de ocio, centros comerciales, concesionarios automovilísticos, espacios expositivos, templos, bodegas y centros gastronómicos, centros logísticos, laboratorios, naves industriales, y un largo etcétera.

      Bobeton. Terrazo in situ Bradbow de Bomanite. Muestra de su versatilidad.

      El terrazo ideal

      Lo decíamos al comenzar este artículo, por todos lo motivos que hemos expuesto el Terrazo Continuo In Situ Bradbow de Bobeton es el sistema de pavimentación ideal.

      Si está buscando para su proyecto arquitectónico un material de calidad, tecnológico. Que no imponga restricciones a sus deseos y satisfaga ampliamente sus necesidades y al mismo tiempo le ofrezca unas prestaciones increíbles, garantizando una durabilidad y resistencia inigualables. Si además quiere que tenga un aspecto impecable, con unas cualidades estéticas espectaculares, no busque más, ya lo ha encontrado.

      Háganos sus consultas

      Sistema en el que está interesado

      Consentimiento

      5 + 8 =

      Facilito mis datos personales incorporados en este formulario, consintiendo expresamente el tratamiento de los mismos a BOBETON PAVEMENT, SL, en la finalidad y los términos descritos en la Política de Privacidad de la Web (www.bobeton.es), la cual he leído, entiendo y estoy informado/a de los derechos que puedo ejercitar (acceso, rectificación, oposición, supresión (“derecho al olvido”), limitación del tratamiento, portabilidad) sobre dichos datos personales.

      Conozca nuestra gama de productos

      bobeton, customized floors

      Terrazo in situ Bradbow

      • Bomanite
      • Construcción terrazo continuo in situ
      • Reparar terrazo continuo
      • Terrazo continuo epoxi
      • Pavimento continuo decorativo
      • Suelo decorativo
      • Suelo microcemento
      • Suelos sin juntas

      Pin It on Pinterest

      Share This